Domingo 29 de Enero de 2023       •      Dólar= $807,85      •      UF=$35.280,68       •      UTM=$61.769

¿Por qué el CEO debe ser el líder de IA?
Por Francisco Rojas, Director Ejecutivo de Applied Intelligence de Accenture Chile.
Considerada durante mucho tiempo como una herramienta para aumentar la eficiencia y ahorrar costos, la Inteligencia Artificial (IA) ha demostrado ser un motor de innovación que permite el crecimiento empresarial.

Según nuestro último estudio de Accenture sobre la IA entre 1.200 empresas de todo el mundo, las “AI Achievers”, es decir, las empresas que más han madurado con la Inteligencia Artificial, disfrutan de un crecimiento de los ingresos un 50% mayor, superando claramente a sus competidores.

¿Por qué, entonces, la mayoría de las organizaciones (63%) está estancada en la fase de experimentación? Porque las iniciativas de IA a menudo se dirigen con timidez y se ven obstaculizadas por la “piloto-itis”, una fijación en los proyectos piloto a expensas de la escala. En este sentido, el CEO debería ser el líder de la IA.


Acciones claves

Hay cuatro acciones que los CEOs pueden tomar en cuenta para liderar de forma efectiva una estrategia de Inteligencia Artificial. La primera es internalizar los datos y el conocimiento de la IA. Una formación frecuente puede reducir la brecha de conocimientos. Por ejemplo, una empresa de medios de comunicación en la India creó un centro de datos y análisis para predecir mejor la audiencia de sus programas.

Su director digital se dio cuenta de que estos esfuerzos de transformación de la IA tenían más probabilidades de éxito si su liderazgo tenía un mayor conocimiento. Organizó talleres “gamificados”, para aprender sobre reconocimiento de imágenes, análisis predictivo y etiquetado de metadatos. Hoy los líderes de la empresa utilizan la IA para tomar decisiones hasta un 90% más rápido.

La segunda acción clave es alinear los datos y la estrategia de IA con los objetivos empresariales. Los directores generales deberían asegurarse de que su organización cuenta con estrategias eficaces para capturar, almacenar y procesar los datos que alimentan la Inteligencia Artificial. Esto es crucial para aprovechar el potencial de la IA, comprender mejor las necesidades de los clientes y mejorar la toma de decisiones. Un ejemplo es el de una refinería de Francia que creó una “fábrica digital” impulsada por la IA, que fomenta la colaboración entre sus científicos de datos, desarrolladores de software y otros expertos digitales. Se espera que este centro mejore los ingresos de la empresa en US$1.500 millones anuales para 2025.


Invertir en capacidades y más

La tercera acción clave es invertir en capacidades que apoyen la estrategia de IA de la empresa. Todos los líderes necesitan aumentar sus inversiones en Inteligencia Artificial o se arriesgan a quedarse al margen. Para 2024, proyectamos que casi la mitad de las organizaciones (49%) dedicará al menos el 30% de su presupuesto tecnológico a la IA, frente al 19% de 2021. Los esfuerzos para invertir en plataformas de datos e Inteligencia Artificial pueden acelerar la transformación de toda la empresa. Construidos para el futuro y gestionados por un equipo diverso de ingenieros de Aprendizaje Automático y científicos de datos, los motores de IA equilibran la experimentación y la ejecución con la IA.

Los directores generales también deberían reconocer que el mayor riesgo para la transformación impulsada por la IA es no construir una gobernanza clara en el liderazgo. Deberían asegurarse de ello y señalar la participación de los líderes nombrando a un encargado de liderar la estrategia, ejecución y la integración de la IA en las operaciones de la empresa. Por ejemplo, el 83% de los Achievers tiene el patrocinio del directorio en la IA.

El cuarto elemento clave es mantener a los humanos a cargo de quien decide. La IA debe ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos sin ceder el control a las máquinas. Al igual que otras tecnologías, la Inteligencia Artificial tiene sus limitaciones, como que las recomendaciones son tan buenas como los datos y las suposiciones en las que se basan. Teniendo esto en cuenta, los directores generales deberían animar a sus equipos a diseñar la IA de forma responsable desde el principio. Esto es esencial para crear confianza con los clientes, los empleados, las empresas y la sociedad en general. Tome ejemplo de un banco central que se asoció con el sector financiero para crear la primera metodología práctica y un conjunto de herramientas que ofrece orientación detallada sobre el uso de la IA para aprovechar los principios de justicia, ética, responsabilidad y transparencia.

Al adoptar estas prácticas, los directores generales pueden encaminar a sus empresas hacia el éxito de la IA y la oportunidad de crecimiento que conlleva, en lugar de quedarse encerrados en un modo piloto permanente. Esta transformación requerirá la adopción a largo plazo de la tecnología y la inversión en ella en todos los ámbitos de la compañía, lo que a veces dará lugar a una reinvención total de la misma.

Noviembre 2022
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos Tecnológicos
SERVICIOS GESTIONADOS DE IMPRESIÓN: Cubriendo las necesidades del cliente esté donde esté
INDUSTRIA TI: ¿Cuáles serán las tendencias y retos 2021?
LA TRANSFORMACIÓN DE LOS PROVEEDORES DE TI: El nuevo perfil de los integradores
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.